domingo, febrero 25, 2007

No se quien es Lucille Harper

"Lo bueno de los egoístas es que no hablan de los demás"

Lucille Harper

11 comentarios:

Ofelia Lopez Pez dijo...

Ni caso, Rodrigo, hijo mio....ya nos lo contara Google...

Hagamosle caso y hablemos de tí, que para eso es tu blog...¡¡

un árbol dijo...

Me gusta.
Esa chica debía estar rodeada de gente muy poco egoísta.
A ver si me aplico el cuento, que tengo que mimarme.
Un beso, Dodigo.

La Dama De Enero dijo...

Volvió el Cierzo esta mañana pero no te ví.
Te asustó mi cambio de muda o es que Lucille me consideraría una Egoista?
Sea como sea, siempre hablararán .

Rodrigo Rincón dijo...

Hablemos de mi, Doña Ofelia. Pero no hoy, que aparte de lunes no me veo muy bien. Miro pa dentro y la cosa está como para no sacar muchas conclusiones.
Creo ser una extraña clase de egoista, de los peores, por que van de incógnito, de los que no hablan de ellos por no enfrentarse a determinados vacíos...

Rodrigo Rincón dijo...

¡Aay arbolillo, te enviaría una brisa arrulladora para mecerte suavemente! Pero ya sabes que el aire por aquí se nos envalentona enseguida y acaba en vapuleo. Aunque un buen meneo no viene mal de vez en cuando...
Lo dejamos en achuchón.

Rodrigo Rincón dijo...

Dama, no te encontraba. Desde otro ordenador, que tiene un sistema de protección para críos, ¡No dejaba acceder a tu blog! Ya ves, eres peligrosa. Aunque yo ya lo sospechaba...
Le consultaré a Lucille sobre lo tuyo, a ver que opina.

Ofelia Lopez Pez dijo...

Rodri,...a estas alturas, tendras a Lucille chequeada y reconocida por milimetros..

Indigo dijo...

Pues me reconozco egoísta (vale, no siempre) nunca lo había visto así... Esa Lucille no me suena nada.
Saluditos

Rodrigo Rincón dijo...

Estimada doña Ofelia, mi naturaleza voluble e inconstante me ha hecho olvidar de inmediato a Lucille. Me suena a burguesa yanqui desocupada, no se porque (a lo mejor fue premio nobel, vete tu a saber).
Mi solidaridad a los cerveceros contestatarios.

Rodrigo Rincón dijo...

Indigo, si lo dices por que no sueles hablar de los demás, no te preocupes, eso es más bien una virtud. Es que los egoistas no son capaces ni de ser cotillas...

un árbol dijo...

Agradezco su achuchón, que nunca están de más.
Y le conmino a ponerse en marcha, que me es usted más voluble que veleta en día de cierzo revirao.
Dodigooooo.....a lo que estamos.
Beso.