viernes, mayo 11, 2007

CONFUCIO

Estas navidades vi en la FNAC el taco del Corazón de Jesús, calendario dietario que me recordó de inmediato a mis abuelas y sus entretenidas aficiones, encaminadas todas ellas a la salvación de las almas que caían en el radio de acción de sus rosarios y novenas. Por supuesto lo compré. Ahora lo rescato del olvido y arranco todas las hojas, para acabar en la de hoy, día 11 de mayo, viernes.
Me informa de que es el día número 131 del año, y que por tanto le quedan al 2007 234. Que el Sol sale a las 7:03 y se pone a las 21:20. La luna hace lo mismo a las 3:59 y las 15:06. Y que me prepare para la luna nueva el 16 en Tauro.
Viene también una cita que tomo como oráculo y señal de los cielos:
"Cometer un error y no corregirlo es otro error"
Confucio dixit.
La lista de mis faltas es ingente. Pero me he dado cuenta que me he equivocado más por omisión que por acción. ¿Cómo se corrigen los errores no cometidos?
A estas alturas, me dispongo a equivocarme mucho. Prometo enmendarme: me ha convencido el Confucio.

3 comentarios:

un árbol dijo...

Jope... ya era hora, hermoso.

Los errores no cometidos se corrigen cometiéndolos por partida doble. Está claro. Y así aprendes mucho más.

M'alegro de verte, a ver si dejas la omisión por ahí perdida.
Un beso.

un árbol dijo...

Y que viva Confucio y el almanaque zaragozano!

Viuda de Tantamount dijo...

Hijo mio....tira de calendario. Lo anotas, y aciertes o no, tal dia hará un año....

B x C